La interconexión ayudará a hacer historia en Europa

El Índice de Interconexión Global de Equinix proyecta un crecimiento del ancho de banda de interconexión 4 veces superior en la UE

Eric Schwartz, presidente de Equinix EMEA

La historia que comparten Europa e internet es profunda y viva, incluyendo el trabajo realizado en la década de 1960 por el Laboratorio Físico Nacional de Reino Unido para demostrar (y acuñar el término) “conmutación de paquetes“, un método esencial para hacer funcionar internet. A medida que internet ha ido creciendo, Europa ha establecido normas globales para salvaguardar la privacidad de los datos de sus usuarios como, por ejemplo, el Reglamento General sobre Protección de Datos de la UE. En este contexto, y con la previsión de un elevado crecimiento del ancho de banda de interconexión en Europa, esta historia compartida va a enriquecerse.

El Índice Global de Interconexión, un estudio de mercado pionero en su género publicado por Equinix, prevé un crecimiento del 44% de la capacidad de ancho de banda en la UE entre 2016 y 2020, superando a la de Estados Unidos. El Índice estima que para 2020, el ancho de banda de interconexión en Europa se cuadruplicará en tamaño para alcanzar los 1.450 Terabits por segundo de capacidad instalada, representando el 29% del ancho de banda de interconexión a nivel global.

El estudio analiza las diversas tendencias, industrias y casos de uso que impulsarán este crecimiento, especialmente en áreas metropolitanas. Esta información es muy relevante en la actual era digital, que viene marcada por la interconexión como un factor esencial para facilitar e impulsar los negocios. Una estrategia de interconexión correcta puede ayudar a hacer realidad incluso las ambiciones empresariales más audaces.

¿Qué impulsa la interconexión europea?

La interconexión se define como el intercambio directo y privado de datos entre empresas. Se ha convertido en algo esencial a medida que el tráfico de datos ha explotado a nivel mundial y las empresas han llegado a confiar cada vez más en las transferencias de datos y en las transacciones comerciales que tienen lugar entre servidores alojados en los diferentes puntos de intercambio IT.

Las arquitecturas IT tradicionales, en las que el tráfico de datos se retransmite entre sitios remotos y centros de datos corporativos, están demasiado centralizadas y son muy poco flexibles a la hora de interconectar personas, ubicaciones, nubes y datos dispersos con la velocidad y seguridad que los usuarios necesitan o esperan. La interconexión acerca a las partes que intercambian datos entre sí en el entorno digital, donde estas interacciones se producen en tiempo real. Es por ello por lo que la demanda de interconexión de alto rendimiento, directa y segura está en aumento.

El Índice señala varias tendencias que impulsan el crecimiento de la interconexión en Europa, incluyendo la soberanía de los datos y la necesidad de que las empresas intercambien información entre sí en la región. Destaca, además, la evolución del modelo de peering público europeo, que avanza hacia una conexión directa más privada.

También señala una variedad de casos de uso e industrias que están alimentando la demanda de interconexión, así como áreas metropolitanas donde el crecimiento se concentrará esta interconexión y alcanzará un nivel crítico. Algunos aspectos destacados incluyen:

  • Crecimiento exponencial. El Índice predice que las empresas que se interconectan con proveedores de cloud computing e IT se acelerarán a una increíble tasa de crecimiento anual del 165% (CAGR) entre 2016-2020. Esto equivale a más de 18 veces el crecimiento de 2017. También valida que las empresas que quieran sobrevivir en la era digital deben contar con una sólida estrategia de despliegue de cloud computing.
  • Demanda de redes. Se prevé que la interconexión con los proveedores de red seguirá siendo el caso de uso más destacado entre los proveedores de servicios, con una previsión de capacidad instalada de 378 Tbps de ancho de banda de interconexión para 2020. Sin embargo, se estima que representará el caso de crecimiento más lento entre los proveedores de servicios evaluados en el Índice. La interconexión con los proveedores de contenido será la más importante, con una tasa anual de crecimiento proyectada del 67%.
  • Fortaleza bancaria: Se espera que el sector de la banca y los seguros superen los 200 Tbps de capacidad de ancho de banda de interconexión para 2020, año en el que se espera que alcancen los 259 Tbps. Esto supone un aumento 6 veces mayor de su actual capacidad, aunque seguirá situándose muy por detrás del sector de las Telecomunicaciones en cuanto a capacidad total de ancho de banda de interconexión.
  • Londres sigue al frente, Frankfurt crece: se prevé que Londres siga siendo el mercado de interconexión más grande de Europa, con una capacidad instalada de 486 Tbps de ancho de banda de interconexión para 2020. A continuación, se situará Fráncfort, que supera a Ámsterdam con una proyección de 252 Tbps.

 

Una herramienta viva para una región dinámica

La previsión sin precedentes mostrada por el Índice Global de Interconexión sobre el incremento de capacidad de ancho de banda de interconexión es una prueba más de la creciente importancia de la interconexión. Proporciona a las empresas europeas y mundiales datos muy relevantes a la hora de formular estrategias de crecimiento y expansión empresarial. Por ejemplo, conocer las previsiones de la capacidad de ancho de banda de interconexión por región puede ayudar a las empresas a decidir en qué áreas desean impulsar sus estrategias de expansión, atendiendo a los lugares que están apostando por la interconexión para prosperar.

Te invitamos a explorar el Global Interconnection Index.